MI DINERO

Las decisiones financieras ya no se toman a la ligera: se sopesan y se valoran para evitar posibles consecuencias en el futuro.

Tras las experiencias pasadas, sobre todo con los Bancos y Cajas de Ahorro, los inversores deben tener en cuenta, ahora más que nunca, además de la rentabilidad, el riesgo, la liquidez, el plazo de inversión y nuestras necesidades de recursos financieros a corto, medio y largo plazo.

Desde FERMALLOL, asesoramos a nuestros clientes, garantizando la inversión y rentabilidad.

Son tres los aspectos que combinan nuestras ofertas:

Rentabilidad: beneficio que se obtiene de una inversión en un periodo de tiempo determinado. Se concreta en unos intereses.

Riesgo: se entiende como variación o variabilidad de la rentabilidad que espera obtener el inversor. Es decir, la posibilidad de que la rentabilidad que finalmente se obtiene sea inferior a la que se espera. Tanto la rentabilidad como el riesgo son factores inseparables y dan forma al objetivo de cualquier inversor: conseguir los máximos beneficios, asumiendo los menores riesgos posibles.

Liquidez: capacidad para convertir la inversión en dinero en efectivo y disponible. Está ligada a los dos factores anteriores. Por normal general, a menor liquidez mayor riesgo y, posiblemente, más rentabilidad y viceversa.

Sobre estos tres factores FERMALLOL ofrece la mejor propuesta del mercado para lograr el mejor producto financiero del mercado que se ajuste a sus necesidades.

NOTICIAS